8.2 C
Córdoba
InicioSociedadMujeres enganchadas a los ansiolíticos desde los centros de salud

Mujeres enganchadas a los ansiolíticos desde los centros de salud

UNAD, la Red de Atención a las Adicciones, ha presentado este martes las principales conclusiones del estudio ‘Perfil de las adicciones en 2022. Un año en el que ha atendido 47.000 personas con distintos tipos de adicciones. La cocaína y la heroína marcan el consumo en hombres. El alcohol es la sustancia que más adicciones provoca en ellas. Pero hay más. De las mujeres que han pedido ayuda, son el doble las que consumen ansiolíticos o somníferos con prescripción médica que las que lo hacen sin receta. Algo que los responsables de la entidad criticaron duramente. «Existe una excesiva medicalización. Pedimos que se frene la tendencia al consumo. Necesitamos una coordinación efectiva con los recursos sanitarios«, indicaron los responsables de la entidad.

En rueda de prensa, el presidente de UNAD, Luciano Poyato; la vicepresidenta de la entidad, Felisa Pérez; y la secretaria, Encarnación Pámpanas, desgranaron la información aportada por las 99 entidades que pertenecen a la red y que busca radiografiar la situación de las personas con problemas de drogodependencias y otra adicciones. Poyato recordó que se trata de «un problema invisible» en la sociedad y pidió que, en vísperas de elecciones generales, el colectivo sea tenido en cuenta si se toma cualquier decisión política y pidió, sobre todo, recursos y más recursos para su atención.

El alcohol en mujeres

A Encarnación Pámpanas le tocó exponer los principales resultados de la investigación. Que hablan de la atención a un total de 47.033 personas el pasado año, de las que un total de 46.343 eran usuarios con atención a sustancias. El trabajo, incidió, tiene una clara perspectiva de género, porque un 25% de esas personas, son mujeres. El perfil, edad entre 34 y 41 años, sin estudios y en paro; con hijos y que reside en una vivienda propiedad suya o del familiar con quien convive.

El primer motivo por el que la mujer -que comenzó a consumir cuando tenía entre 18 y 25 años y tiene algún tipo de trastorno psicológico- pide ayuda, es por el consumo de alcohol

El primer motivo por el que esa mujer -que comenzó a consumir cuando tenía entre 18 y 25 años y tiene algún tipo de trastorno psicológico– pide ayuda, es por el consumo de alcohol, que en nuestro país está «absolutamente normalizado, también en menores», indicó Pámpanas. Después, por la cocaína. Pero hay un dato que a la secretaria de la entidad le preocupa especialmente. El consumo de ansiolíticos y somníferos.

Una vía rápida

«La medicación es a veces la vía más rápida para solucionar un problema, pero hay que frenar su tendencia de aumento de consumo», indicó, porque lo que más les preocupa es que esa prescripción se realiza desde los centros de salud. «Ese es el titular. ¿Por qué?. Porque vamos más al médico, porque se nos medicaliza más. La prescripción médica se dirige sobre todo a las mujeres y crea problemas de adicción y no debería estar presente desde los centros sanitarios», censuró Encarnación Pámpanas.

Las drogas que más consumen ellos son la cocaína y la heroína y lo hacen desde que eran menores

En cuanto a los hombres con adicciones con sustancia el perfil coincide con el de las mujeres, salvo en que en estos casos sí cuentan con estudios primarios, viven en una propiedad alquilada y no tienen hijos o hijas. Las drogas que más consumen ellos son la cocaína y la heroína, y lo hacen desde que eran menores de edad. El alcohol, se sitúa en tercer lugar si se habla de ese consumo.

Adicciones sin sustancia

Además de las atenciones motivadas por las drogas, el estudio también recoge los casos de personas que piden ayuda por adicciones sin sustancia. Durante el año 2022 la red UNAD atendió a un total de 690 personas en esta situación, de las que el 21% eran mujeres. El perfil femenino, en un tercio de los casos, tiene una edad inferior a los 18 años trabaja o estudia y no tiene hijos. El bingo es su principal adicción presencial, seguida de las tragaperras, mientras que en el aspecto online son los videojuegos y el bingo online las principales prácticas adictivas que motivan la atención.

En cuanto a los hombres, la edad aumenta a la franja de entre 18 y 49 años, trabaja y no tiene hijos. En este caso, son las máquinas de apuestas deportivas la principal adicción, seguidas de las tragaperras. Por su parte, las apuestas deportivas online son la principal práctica adictiva virtual. Según ha subrayado Pámpanas, tanto en hombres como en mujeres, la adicción sin sustancia más frecuente fuera de todo lo que supone el juego son las redes sociales.

Problemas penales

Por otro lado, la secretaria de la entidad ha subrayado la problemática jurídico-penal que arrastran muchas de las personas con problemas de adicciones y que se aborda desde servicios específicos. «La justicia cae sobre muchas personas con adicciones que delinquieron a causa de su adicción y están siendo enjuiciadas y encarceladas desde una situación de partida de gran vulnerabilidad social», señaló. En 2022, la red UNAD atendió desde estos servicios jurídicos a 5.234 personas de las que el 16% eran mujeres. 

La esperanza de vida también ha aumentado en los drogodependientes mayores. Reclamos algunos servicios especializados para esta edad», indican desde UNAD

«Cada cifra, tiene nombre y apellidos. Y hay una familia detrás», reseñaron desde UNAD que, una y otra vez, pidió más recursos, sobre todo para personas, ya mayores, con adicciones. Que muchas veces no tienen dónde vivir y acaban haciéndolo en la calle porque, precisamente por esos problemas, algunos recursos sociosanitarios no les permiten la entrada. «La esperanza de vida también ha aumentado en los drogodependientes mayores. Reclamos algunos servicios especializados para esta edad. Una atención integral y equidad en todo territorio», indicó la vicepresidenta de la entidad, Felisa Pérez.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS