8.2 C
Córdoba
InicioPolíticaRenunció el piloto presidencial que realizó la polémica maniobra de bienvenida del...

Renunció el piloto presidencial que realizó la polémica maniobra de bienvenida del nuevo Tango 01


Se trata de Leonardo Barone. «Ayer presentó la renuncia», indicaron desde la Secretaría General de la Presidencia.

Leonardo Barone, el piloto presidencial autor de la polémica maniobra de bienvenida del nuevo Tango 01, presentó en las últimas horas su renuncia ante el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello. 

«Ayer presentó la renuncia», respondieron a Clarín desde el entorno del funcionario nacional, quienes aclararon que nadie le pidió que renunciara a su puesto.

El pasado 25 de mayo, el nuevo Tango 01 llegó a la Argentina y su arribo fue con polémica: a minutos del aterrizaje, quedó registrado en un video una maniobra arriesgada a metros de la pista del aeroparque Jorge Newbery.

En aquella oportunidad, Barone quedó en el ojo de la tormenta por ser quien estaba a cargo del Boeing 757 que se sumó a la flota presidencial. 

Se trató del vuelo de bautismo como nueva aeronave presidencial, la cual costó unos US$ 25 millones. Partió de Miami, Estados Unidos, a las 8.29 de la mañana (hora de la Argentina) y a las 17.25 tocó pista en el Aeroparque porteño. 

Doce minutos antes del aterrizaje efectivo, bajó a pocos metros de la pista, aunque -por cómo estaba perfilado- lo hizo sin ánimos de tocar suelo. Llegó a volar a 45 metros de tierra. De pronto, Leonardo Barone, el piloto, puso de costado el avión celeste y blanco, viró hacia el Río de la Plata y retomó vuelo.

Ante la consulta de este diario acerca del contexto en el que el piloto presentó su renuncia, desde la Secretaría General de la Presidencia respondieron: «No hay nada más que agregar».

La arriesgada maniobra del nuevo avión presidencial en su llegada a la Argentina

La arriesgada maniobra del nuevo avión presidencial en su llegada a la Argentina
La salida de Barone del equipo de pilotos oficiales se produjo a una semana de regresar de la ciudad estadounidense de Dallas, hasta donde voló con el nuevo avión presidencial para una actualización de sistemas.

El pasado 4 de junio, el piloto rompió el silencio para justificar la polémica maniobra que realizó e indicó que estaba «autorizado» y que «no hubo delito». Sin embargo, admitió que quizás «no fue el momento político para hacerla».

«Todo se hizo con autorización. No hago nada sin ella. La pasada es absolutamente legal. Hay videos, está todo documentado. Traíamos un avión a la flota nacional y es una maniobra controlada, que reviste cero peligro. Entendimos que era la bienvenida que tenía que tener», argumentó Barone al diario La Nación desde China, donde formó parte de la comitiva que realizó el ministro de Economía, Sergio Massa, quien estrenó el avión presidencial.

En es línea, el piloto detalló: «Estábamos solos, vacíos, arriba de una pista. No se hizo nada en otro lado. La repercusión que tuvo fue negativa, desinformando a la gente. Eso en términos de comunicación; en términos de aviación nadie hizo nada fuera de lo permitido. No hubo incidentes. No hubo nada. Hubo videos y con eso salieron a destrozarnos. Está el perfil de vuelo, se pidió autorización, es todo público. Todo es demostrable. ¿Dónde está el delito?».

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS