18.5 C
Córdoba
InicioPolíticaJavier Milei negó la venta de candidaturas, pero no logra frenar la...

Javier Milei negó la venta de candidaturas, pero no logra frenar la polémica y aparecen nuevas evidencias

El diputado Javier Milei atraviesa una de las crisis más fuertes desde que arrancó con su precandidatura presidencial por La Libertad Avanza, luego de las duras críticas y acusaciones que recibió los últimos días de exaliados internos, como Juan Carlos Blumberg y quienes iban a ser candidatos a intendentes en Tigre, Quilmes y Vicente López, quienes lo acusaron de vender cargos y «ser funcional al kirchnerismo».

Ante esa situación, Milei anunció que demandará a Blumberg y difundió una larga carta titulada “Los Medios y la Casta”, donde denunció “una campaña de difamación” en su contra por parte de periodistas y medios.

Pero surgieron nuevos casos, que se agregan a la larga lista de denuncias de ventas de candidaturas y pedido de cargos para «recomendados», para poder integrar las boletas de La Libertad Avanza, que no solo plantearon Blumberg y tres excandidatos a intendentes libertarios, sino que ya lo había asegurado quien fue de candidato a gobernador de Neuquén, Carlos Eguía.

Este miércoles se agregaron los casos de Avellaneda, donde una exdirigente libertaria aseguró a Clarín que pedían US$ 60.000 por la candidatura a intendente y que le pidieron a ella que recaude donaciones para la campaña, a través de una fundación trucha; y de la provincia de Entre Ríos, donde una dirigente reconoció que se les pidió a los candidatos libertarios sumas que varían entre los US$ 10.000 y US$ 40.000, según el cargo al que pretendían postularse y que podía pagarse en cuotas.

«Cada candidato tiene que financiar su propia campaña, que son los aportes de campaña. Pero si de todas maneras te queda alguna duda lo podés hablar con Julio (Serna)», dijo la dirigente libertaria Liliana Salinas en un audio que este miércoles difundió Hugo Alconada Mon, en La Nación. Y agregó: «Hay un monto mensual que cada candidato debe empezar a cumplir a partir de que es precandidato».

En esos audios, la dirigente del Partido Conservador Popular -una de las tres patas que conforman la alianza entrerriana- aclaraba que ese dinero era para «financiar esto. Digamos que es así. Nadie se va a sorprender. Ni Kikuchi se va a sorprender, ni Julio Serna se va a sorprender, ni el mismo Javier Milei se va a sorprender, porque Javier Milei justamente es el que le está haciendo lo mismo a los futuros candidatos. Tienen que financiar la campaña. Es así».

Desde La Nación se comunicaron con Liliana Salinas, quien ratificó el contenido de esos audios, pero aclaró que en su partido político son «muy austeros. No pedimos un peso para financiar lo nuestro. Pero a nivel nacional exigen que haya aportes y eso lo coordina Julio Serna, nuestro interlocutor», quien es uno de los principales armadores de Milei en las provincias.

Ante la consulta de Clarín sobre esta situación y si van a hacer algo con eso, las fuentes cercanas a Milei se desligaron del tema y dijeron escuetamente: «No conocemos a esa persona«, en referencia a la dirigente entrerriana Salinas.

Las acusaciones de Milei y la polémica bonaerense

Pocas horas antes de los audios entrerrianos, Javier Milei difundió una larga carta pública en la que aseguró que se “dedican a operarme porque expongo los negocios de la casta, porque valoro a mi familia, ó porque amo a mis perros”, mientras se “dedican a esconder a los culpables de la decadencia nacional”, aseguró el dirigente libertario.

Allí planteó que «Argentina está repleta de delincuentes de guante blanco, corruptos disfrazados de moralistas y políticos camaleones que saltan de un lado a otro. Pero eso no te lo cuenta nadie. Estamos viendo la campaña de difamación más grande de la historia argentina solamente porque venimos a plantear una Argentina distinta».

«Ya que los medios se muestran tan interesados en supuestas denuncias, acá les dejo algunas nombres para que puedan investigar», dijo en esa carta el candidato presidencial de La Libertad Avanza. 

En su lista de «culpables de la decadencia nacional», Milei mencionó al ministro de Economía, Sergio Massa, y a nueve dirigentes de Juntos por el Cambio: Augusto Rodríguez Larreta, Maximiliano Pullaro, Gerardo Morales, Carolina Losada, Edgardo Cenzon, Horacio Rodríguez Larreta, Emiliano Yacobitti, Cristian Coelho y Diego Santilli, en ese orden, a quienes les endilgó numerosos delitos, que son «ocultados por el sindicato de periodistas ensobrados de Larreta y Massa».

Por su parte, la diputada y candidata a gobernadora de La Libertad Avanza, Carolina Píparo, le dio una entrevista a Clarín, donde se quejó por «el bombardeo al que nos someten», aunque admitió que hubo «desmanejos» en el armado de las listas de Milei y justificó que haya massistas en sus listas, «porque también hay gente de otros partidos con Larreta o el kirchnerismo», sostuvo Píparo.

En sintonía con esa carta pública, 23 candidatos bonaerenses difundieron videos en las redes sociales donde aparecen leyendo una carta documento que les van a enviar a quienes acusaron a Milei y a dirigentes de La Libertad Avanza de haber vendido candidaturas partidarias. Allí desmienten que alguno de ellos haya comprado su candidatura a concejal o a intendente en la provincia de Buenos Aires.

Uno de los que que aparecen allí es el candidato a intendente de Quilmes, el abogado Miguel Lezcano, quien fue defensor adjunto del Pueblo de Quilmes, exdirigente de la Coalición Cívica-ARI de Elisa “Lilita” Carrió, quien la semana pasada fue cuestionado por el empresario José Luis Ammaturo, hasta ese momento referente en Quilmes de La Libertad Avanza, que renunció con duras críticas hacia los dirigentes que armaron las listas partidarias en esa localidad bonaerense.

De hecho, otra dirigente de ese espacio era Silvina Soria, conocida como «la militante hot de Milei», quien integraba la mesa política de La Libertad Avanza en Avellaneda y denunció a Clarín que ella participó en una reunión donde pidieron 60.000 dólares para ser candidato a intendente en esa localidad bonaerense. Pero luego renunció y se terminó yendo como octava candidata a concejal en Juntos por el Cambio, en el sector de Diego Santilli y Horacio Rodríguez Larreta.

«En esa reunión los representantes libertarios de la tercera sección electoral nos dijeron que si alguien quería ser candidato a intendente de Avellaneda tenía que poner 60.000 dólares, no especificando para qué era el uso del dinero», dijo Soria a Clarín.

Y añadió que a la semana siguiente de esa reunión, el coordinador de la tercera sección electoral, Carlos «Charly» Curestis, «me envía vía Whatsapp la posibilidad de que yo recaude fondos con empresarios y personas de mis contactos», que tenían que aportar «la plata a través de una fundación en la cual me envía toda la documentación».

Según la documentación y los mensajes de Whatsapp que Soria mostró a Clarín, esa fundación sería «Deportes Electrónicos», con sede en Quilmes.  

Además, aparecieron nuevos cuestionamientos en territorio bonaerense, donde ahora sacaron a relucir antecedentes massistas de sus candidatos en Avellaneda.

Es que quien va de candidato a intendente por La Libertad Avanza, Matías Ascurra, fue candidato a concejal por el Frente Renovador de Sergio Massa, en 2015; y el que encabeza la lista de concejales, Arnaldo “Pepo” Díaz, también formaba parte del massismo en Avellaneda y en 2013 anunció que se pasaba del PRO al Frente Renovador, junto con otros dirigentes partidarios.

“Aunque lo más preocupante de Pepo Díaz no sería su massismo, sino las tres denuncias por violencia familiar y una por el no ejercicio de la responsabilidad parental”, señaló otra fuente libertaria a Clarín, quien dio los números de causas judiciales que afrontaría el primer candidato a concejal en Avellaneda por La Libertad Avanza.

Sin embargo, no fue eso lo que despertó las alarmas en la conductora Viviana Canosa, quien tiene una relación cercana con Javier Milei y hasta se la mencionó como una posible candidata libertaria, previo al cierre de las listas partidarias.

Este martes Canosa editorializó en su programa de televisión con las dudas sobre el vínculo del dirigente libertario y el precandidato presidencial del Gobierno nacional, a partir de la nota publicada en Clarín, donde el periodista Mariano Roa reveló que el referente de Milei en Tigre denunció un pacto para que referentes del massismo integren las listas de La Libertad Avanza.

«Javi, decime que es mentira lo que leí en Clarín sobre que estás armando las listas con Massa, voy a llorar», le dijo Canosa a Milei en un audio de Whatsapp que luego difundió en su programa de televisión.

«No me voy a subir a las operetas», fue la primera respuesta de Milei. Pero luego, continuó: «Estamos frente a la campaña más sucia de la historia y eso te lo avisé cuando arranqué para diputado».

Canosa miró fijo a la cámara y pronunció: «Massa es mi límite. Nadie dijo ‘es mentira lo de Massa’. Nadie lo dijo. Nadie lo dice. Yo quiero que Milei salga a decir que es mentira lo de Massa. Ni Kikuchi. Es algo muy grave, porque Massa es la casta».

Kikuchi usó luego sus redes sociales, este miércoles, para victimizarse y responder a las acusaciones y críticas que se potenciaron durante los últimos días. Allí el armador de las candidaturas de La Libertad Avanza afirmó que los «atacan porque finalmente apareció un líder capaz de transformar Argentina». Y añadió: «Nosotros no vendemos candidaturas. Eso lo hace la CASTA».

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS