18.5 C
Córdoba
InicioPolíticaEn plena negociación con el FMI, Sergio Massa dijo que el país...

En plena negociación con el FMI, Sergio Massa dijo que el país no tiene que estar «atado a una tablita de Excel de un burócrata»

El equipo económico argentino se sentó este martes cara a cara con representantes del Fondo Monetario Internacional en Washington. En las próximas 48 horas, según Sergio Massa, puede haber novedades de esas tratativas. Pero lo que también hizo el ministro de Economía y precandidato presidencial de Unión por la Patria fue lanzar una fuerte crítica al FMI. «Nuestro desarrollo no tiene que estar atado a una tablita de Excel de un burócrata», dijo el ministro y candidato.

Además, se refirió a su doble rol como funcionario y postulante en campaña: «En la medida que pueda hacer las dos cosas, lo haré».

El ministro de Economía de Alberto Fernández volvió a expresar críticas al Fondo como parte de su acercamiento al cristinismo tras su promulgación como candidato oficialista. «Gran parte de la herencia que representa el acuerdo con el FMI es una pérdida de soberanía», arrancó el ex presidente de la Cámara de Diputados.

En ese sentido, recordó declaraciones recientes y agregó: «Cuando planteo que le paguemos y lo saquemos, lo hago desde la idea de que un pais en vías de desarrollo necesita centralmente que nuestro propio proyecto de desarrollo lo definamos nosotros y no esté atado a una tablita de Excel que define algún burócrata».

También hizo un tiro por elevación para Juntos por el Cambio y el gobierno de Mauricio Macri por un acuerdo al que tachó, otra vez, de «ancla». «Lo increíble es que hoy Argentina esté anclada en su proyecto de desarrollo porque alguien tomó deuda para financiar una fuga de capitales», sostuvo Massa.

Más adelante en su entrevista con la señal oficialista C5N, volvió a referirse a la negociación con el FMI.

Horas antes de criticar al FMI, Massa inauguró obras junto Mayra Mendoza en Quilmes.

Horas antes de criticar al FMI, Massa inauguró obras junto Mayra Mendoza en Quilmes.
«Como argentinos, pretendemos que las decisiones que tomemos tengan que ver con la realidad argentina. Que nos respeten como equipo económico y como país, con nuestras decisiones de cuidar el empleo, las asignaciones familiares, la inversión social. No resignar el rol del Estado como equilibrador de relaciones sociales», dijo el ministro.

«Y segundo», continuó al respecto, «consolidar un paquete que fortalezca las reservas y seguir con el orden en las cuentas, entendiendo que ese orden está muy lastimado por la sequía».

Si bien no quiso dar detalles del contenido de las conversaciones con el organismo, pronosticó que podría haber novedades «en las próximas 48 horas» y que «dentro de 72 o 96 horas» se podría firmar un Staff Level Agreement para un «nuevo relacionamiento» entre la Argentina y el Fondo.

Además de su tarea como jefe formal de las negociaciones con Washington, Massa se encuentra en la recta final de la campaña antes de las PASO. Alberto Fernández ya anticipó que quiere que «se quede hasta fin de año». Ahora, el propio ministro dio su parecer.

«Estos días son desgastantes. Es muy importante estar en el día a día, ver cómo viene la recaudación, el nivel de empleo, cómo abren y cierran los mercados, la negociación con el Fondo. Ahora, en el día a día me apareció la tarea de invitar argentinos a soñar que se acaba una etapa de vacas flacas y viene una etapa de vacas gordas«, describió su doble comando.

Y remarcó: «Es importante que tengamos la capacidad de hacer las dos cosas. En la medida que pueda hacer las dos cosas, lo voy a hacer, lo hago con gusto. Es un poco cansador, pero lo hago con alegría. Nunca renuncio a los desafíos».

Segundos más tarde, apostó a una definición gráfica, en sintonía con el elogio que le dedicó Cristina Kirchner en el acto por el gasoducto Néstor Kirchner: «Voy siempre al frente. Soy de los jugadores que cuando el equipo va perdiendo pido la pelota, no me escondo en la cancha».

El balance de la derrota K en Santa Fe: «Nacionalizar la elección provincial es un error»

En otro tramo de la extensa entrevista, a Massa le pidieron un balance del pasado domingo electoral, en el que peronismo sufrió una derrota histórica a manos de Juntos por el Cambio en las PASO de Santa Fe. El precandidato, sin embargo, le bajó el tono al cimbronazo y pidió «no nacionalizar» ese resultado.

«Pretender nacionalizar las elecciones provinciales, yo lo evalúo como un error. Lo digo con la experiencia de 2015, que me enseñó mucho. Aprendí mucho de mis aciertos y de mis errores. Eso me dejó una enseñanza respecto de cómo mirar las elecciones provinciales. En las provincias no pretenden que los que somos de otro lugar nos vayamos a inmiscuir en sus decisiones, eso genera una reacción contraria», dijo Massa.

«Al revés, debemos ser respetuosos del federalismo», subrayó el ministro de Economía. Fue, con todo, un cruce tácito a los precandidatos presidenciales de Juntos por el Cambio, que ya se mostraron en varios escenarios provinciales.

Aunque sin mencionarlos en ningún momento, Massa fue aún más enfático para señalar a Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich.

Horacio Rodríguez Larreta en Santa Fe, celebrando el triunfo de Maxi Pullaro. Massa pidió

Horacio Rodríguez Larreta en Santa Fe, celebrando el triunfo de Maxi Pullaro. Massa pidió «no vestirse con plumaje ajeno».
«Las primarias tienen particularidades. Yo nunca voy los domingos de elección a las provincias, porque soy respetuoso del federalismo. Eso de vestirse con plumaje ajeno es raro. Si ganó Insfrán, ganó Insfrán; si ganan Manzur o Jaldo, ganan ellos», aseguró el funcionario nacional.

Y también le dedicó un párrafo a la feroz interna opositora, puntualizando en el capítulo santafesino que enfrentó a Maximiliano Pullaro (a la postre, ganador en la PASO) con Carolina Losada.

«Uno puede tener un debate electoral y programático. Creo que una coalición que quiere ser gobierno debe mostrar un mínimo de homogeneidad; si no, genera dudas en el votante. ¿Cómo van a convivir en un mismo gobierno los que tres meses antes se acusan de 20 mil cosas? Es raro«, lanzó sobre las acusaciones, reproches y cartas públicas que cruzan el espacio opositor.

Y, en tono electoralista, volvió a marcar distancia con JxC: habló de «ajuste» y «represión».

«Hablan de subsidio, de gasto. Ni siquiera se ponen de acuerdo. Por estas horas se están peleando porque no pueden dimensionar el tamaño de ajuste que tienen que hacer, cuánto es el nivel de represión. Nosotros creemos en la Argentina de la esperanza, de la movilidad ascendente, Argentina tiene con qué», expresó el Massa candidato de Unión por la Patria.

DS

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS