8.2 C
Córdoba
InicioPolíticaEl juez Daniel Rafecas ordenó la detención de cuatro libaneses sospechados por...

El juez Daniel Rafecas ordenó la detención de cuatro libaneses sospechados por el atentado a la AMIA

El juez federal Daniel Rafecas ordenó este jueves la captura internacional de cuatro ciudadanos libaneses que se encontrarían en Paraguay sospechados de ser «partícipes secundarios» en el expediente que investiga el atentado a la sede de la AMIA.

La decisión del juez se tomó luego de que la UFI-AMIA, la fiscalía dedicada al caso, pusiera el ojo sobre los libaneses.

Uno de los sospechosos con pedido de captura internacional es José Elreda (cuyo nombre es Abdallah Salman), que también tiene un pedido de captura de la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el atentado contra la Embajada de Israel.

Los otros tres apuntados con pedido de captura son Hussein Mounir Mouzannar, Alí Hussein Abdallah y Farouk Abdul Hay Omairi.

La unidad fiscal especializada es la que tiene a cargo la investigación. El fiscal Sebastián Basso habpia solicitado en noviembre pasado la detención de los cuatro ciudadanos libaneses que se podrían encontrar en Paraguay.

Junto a unidades de cooperación internacional, el fiscal siguió la pista sobre estos cuatro ciudadanos libaneses y «reunió los elementos de prueba suficientes para requerir la detención», explicaron fuentes judiciales a Clarín.

La fiscalía sostiene que los sospechosos que residirían en la zona de la Triple Frontera, del lado paraguayo, habrían facilitado «el ingreso de los terroristas meses antes del atentado» a la sede de la AMIA.

Ante el requerimiento de captura formulado por la fiscalía el juez Daniel Rafecas libró la orden de captura con el correspondiente envío del oficio a Interpol.

En su requerimiento el fiscal habló de que podrían haber «cooperado y/o facilitado» wn diversos aspectos vinculados a la logística del atentado en los meses previos.

El planteo se realizó después de varios meses de pesquisa sobre esta pista que contó con la colaboración de organismos internacionales y un viaje del fiscal Basso a la República de Paraguay.

«En esta dirección Hussein Mounir Mouzannar, Alí Hussein Abdallah, Abdallah Salman y Farouk Abdul Hay Omairi, y a pedido del Sr. Fiscal Instructor se ordenó el llamado a prestar declaración indagatoria en la causa, en virtud de lo cual se dispusieron sus capturas nacionales e internacionales», sostuvo en el oficio el juez Rafecas.

Al momento de explicar el motivo, señaló que es «por haberse considerado suficientemente acreditada su pertenencia y/o cooperación con la banda criminal denominada “brazo armado” del Hezbollah, agravada por su finalidad discriminatoria».

Hay que recordar que en mayo de 2022 Interpol renovó las órdenes de captura contra los iraníes acusados en la megacausa por el atentado a la AMIA. Lo hizo tras un pedido del juez federal Rafecas. Así, esas órdenes, que vencían el 7 de noviembre, tendrán vigencia hasta fines de 2027.

El caso por el atentado a la mutual judía que ocurrió el 18 de julio de 1994 causando la muerte de 85 personas, se encuentra en etapa de instrucción en el juzgado federal 6, que subroga Rafecas.

La investigación sobre el peor atentado terrorista que sufrió nuestro país se encuentra delegado en la UFI-AMIA y radicada en el juzgado que, hasta su renuncia para jubilarse, perteneció a Rodolfo Canicoba Corral.

La causa ingresó allí cuando la Cámara de Apelaciones separó al juez Juan José Galeano, acusado por falta de imparcialidad y otra irregularidades durante la instrucción del caso, que terminaron costándole el cargo poco después.

En aquel momento, el expediente ya había sufrido todo tipo de desmanejos en la justicia federal. Desdoblado en dos causas -una dedicada a dilucidar la «conexión local» que colaboró con la logística del atentado y otra para perseguir a sus autores intelectuales-, la primera tuvo un juicio oral que acabó el 3 de septiembre de 2004, con una sentencia que absolvió a los policías bonaerenses y al ex vendedor de autos y ahora abogado Carlos Telleldín, que el Tribunal Oral 3 consideró víctimas de una enorme maniobra para encubrir el atentado desviando a la justicia por caminos tendenciosos y errados.

Ese escándalo dio nacimiento a otro expediente, que buscó castigar a los autores de esa maniobra de encubrimiento y que concluyó el 28 de febrero de 2019 con la condena del ex juez Galeano, los ex fiscales de la causa AMIA Eamon Mullen y José Barbaccia, el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy,Carlos Telleldín y otros ex funcionarios.

Desde 2003, el caso estuvo delegado en la unidad fiscal especializada dirigida por Alberto Nisman. Su trabajo estableció la responsabilidad de la agrupación pro iraní Hezbollah en la organización y realización del ataque, con pruebas mediante las cuales se formalizó la acusación a cinco ciudadanos iraníes y uno libanés, de quienes Interpol aceptó pedir la captura internacional con la difusión de «alertas rojas» sobre cada uno. Eso ocurrió el 9 de diciembre de 2006.

En el contexto de este expediente, y a cargo de la subrogancia del juzgado federal 6, el juez Daniel Rafecas solicitó a Interpol que renueve las órdenes de captura contra los iraníes acusados del atentado a la AMIA. Se trata de Mohsen Rezai, Mohsen Rabbani, Ali Fallahijan, Ahmad Reza Asghari y Ahmad Vahidi.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS