18.5 C
Córdoba
InicioEspectáculosMurió Raúl Serrano: actor, director y formador de varias generaciones de artistas

Murió Raúl Serrano: actor, director y formador de varias generaciones de artistas

La Asociación Argentina de Actores y Actrices confirmó en la noche de este miércoles la muerte de Raúl Serrano, actor, director y formador de varias generaciones de artistas. Tenía 89 años y el deceso se produjo en su hogar. 

“Con gran dolor despedimos al maestro Raúl Serrano, actor, director, autor y docente. Uno de los grandes referentes de las artes escénicas que deja un importante legado a nuestra cultura nacional y ha formado a varias generaciones de artistas”, escribió aquella entidad en su cuenta oficial de Twitter.

Además, informó que Serrano tendrá su último adiós este jueves 22 de junio de 9 a 13 en Avenida Corrientes 6.715. 

Por su parte, la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (SAGAI), publicó: «Con profunda tristeza despedimos a nuestro querido Raúl Serrano. Maestro de actores y actrices, director, actor y amigo. Fue jurado de becas SAGAI con gran dedicación hasta el último día. Tu legado perdurará en quienes guiaste con tu extraordinaria labor. Te recordaremos con amor».

Raúl Serrano nació en 1934 en San Miguel de Tucumán. Allí fundó los grupos Teatrote, El Cardón y el Grupo de Estudios Teatrales. Tras llegar a Buenos Aires, formó parte del grupo de teatro independiente Fray Mocho, que tuvo una gran influencia en su formación.

En 1957 viajó a Rusia, donde presentó varias obras teatrales y allí decidió radicarse en Hungría durante una década. Al regresar al país en 1967, formó parte del ciclo Teatro Abierto y en 1981 fundó la Escuela de Teatro de Buenos Aires, un espacio emblemático para la formación de actrices y actores.

Su nutrida y reconocida actividad docente también incluye trabajos en la Universidad de Buenos Aires, la Escuela de Teatro de Buenos Aires, la Escuela Nacional de Artes e instituciones educativas de todo el país, Latinoamérica y Europa.

«Uno de los grandes referentes de las artes escénicas», definió la Asociación Argentina de Actores y Actrices a Raúl Serrano.
Fue un prolífico autor de libros, artículos y ensayos sobre pedagogía, estética, técnica y teoría teatral. Además, fundó la FATI (Federación Argentina de Teatros Independientes), la Federación Tucumana de Teatros Independientes y la Asociación de Profesores de Teatro.

Su labor como director, con más de un centenar de espectáculos estrenados, incluye títulos como Yepeto, El Amante, Mateo, La revolución es un sueño eterno, Don Juan, Tute Cabrero, Saverio, GiacomoOtra vez el diablo, Trampa para un hombre solo. Tuvo a su cargo las puestas en escena de varios especiales de televisión como El gran deschave, Made in Lanús, La malasangre, Segundo tiempo y Chúmbale y se desempeñó como director de actores.

En 2004, la Asociación Argentina de Actores y Actrices le entregó el Premio Podestá a la Trayectoria Honorable junto con el Senado de la Nación.

Raúl Serrano: su última clase

Tras conocerse la noticia de su muerte, uno de sus alumnos compartió en Twitter el video de parte de su última clase, que fue este martes 20 de junio, un día antes de su deceso. 

«Ayer nos dio está joya que siempre solía hacer a la hora de darnos una orientación en la escena que trabajamos, por si se nos pasaba por alto algún gag. Se lo vio tan contento durante toda la clase, estaba tan contento con la evolución de las escenas. MAESTRO RAUL SERRANO QEPD», escribió el usuario @Marcoschinaski_.

Y continuó: «Me quedo con TODO lo que me ofreció en videos, libros y estos 4 meses que tanto le pedí a dios y el universo que me den la oportunidad de que el me dirija, me marque, me forme».

La otra pasión de Raúl Serrano: el ajedrez

“He jugado muy bien al ajedrez”, comentó Serrano, en una entrevista que le concedió a Clarín en 2018. Y amplió: “A los 20 años, en Tucumán, llegué a ser un ajedrecista de Primera categoría… El ajedrez no es un jueguito… Se sitúa entre el arte y la ciencia. Todo lo que se hace tiene una explicación, una respuesta racional. El que pierde es porque cometió algún error”.

Consultado sobre si por entonces seguía despuntando esa pasión alternativa, respondió: “Sí, claro. Juego, estudio… No tantas horas como antes, pero juego. En la computadora tengo varios discos con partidas” “Además, como podés ver, gran parte de mi biblioteca está relacionada con el ajedrez… A mí me gusta el ajedrez en su versión romántica, artística, agresiva… No tanto el ajedrez posicional, científico, sino el más arriesgado…”, comentó orgulloso.

Serrano aprendió a jugar al ajedrez a los ocho años, en Santiago del Estero, en un pueblo que se llama Fernández… “Como en el país había una epidemia de parálisis infantil, mis padres me mandaron allí”, evocó.

Y completó: “Había que sacar a los chicos de las ciudades, mandarlos al campo. En Santiago del Estero, en la farmacia de Don Antonio Payo, había un dependiente. Y él me enseñó a mover las piezas. Después, cuando volví a Tucumán, empecé a jugar cada vez más”.

ES

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS